Cerrar el buscador

Ruta de tres días al desierto de Merzouga (Sáhara)

Actualizada el 11 May 2018

Si algo tenía claro sobre mi recorrido por Marruecos, era que durante mi viaje no podía perderme una experiencia en el desierto.

Existen diferentes excursiones al desierto desde Marrakech. La opción más corta es de dos días (una noche) a la zona del Zágora. Pero si dispones de más tiempo y quieres ver esas dunas de película que todos asociamos con el Sáhara, deberías decantarte por una excursión al desierto de Merzouga. Para ello, lo mínimo son tres días de ruta y dos noches.

Siguiendo la línea del viaje, al no tener nada planeado ni contratado, decidimos hacerlo por nuestra cuenta y enseguida me di cuenta de que basta con darse un paseo por las zonas más turísticas para que te ofrezcan diferentes excursiones y, por supuesto, tengas la oportunidad de regatear.

Como todo, tiene sus pros y sus contras. No te facilitarán información sobre la ruta o alojamiento ni tendrá una gran organización pero tras lograr llegar hasta un precio adecuado (630dh por persona, tres días y dos noches, media pensión) quedamos a la mañana siguiente a primera hora en el riad.

A continuación explico la ruta que seguimos durante los tres días, los sitios de interés que visitamos y cómo fue la experiencia:

RUTA DE TRES DÍAS AL DESIERTO DE MERZOUGA (SÁHARA)

Día 1: Marrakech –  Gargantas del Dades

Me recogieron en mi riad a las 7 de la mañana. El día anterior había pagado como reserva 130dh, y ya en ruta los 500dh restantes. Fuimos a un punto de encuentro donde nos organizamos por grupos y a las 8:30 salimos y comienza nuestra ruta por carretera hacia el desierto.

Éramos un grupo de 14 personas de Colombia, Italia, Turquía, Austria y España más Mohamed, nuestro conductor (quien hablaba español e inglés) en una furgoneta.

Durante la mañana hicimos varias paradas para estirar las piernas, comprar algo o simplemente admirar las vistas.

Por el mediodía llegamos a uno de los lugares más esperados de la ruta: Ait Ben Haddou. Se trata de una ciudad fortificada declarada Patrimonio de la Humanidad. Si en general en Marruecos tienes la sensación de trasladarte a otra época, en esta ciudad construida a base de adobe esas sensaciones se hacen realidad. Este ha sido el escenario de la grabación de películas y series que todos conocemos como Gladiator, Cleopatra o escenas de Juego de Tronos. De hecho, muchos de sus habitantes viven de los ingresos que les generan estas grabaciones trabajando de extras.

Para comer, paramos en L’oasis D’or, un Hotel-Restaurante donde pudimos elegir entre varios menús. He de decir que al estar organizado para que las excursiones paren allí, la comida era abundante pero el precio es mayor que en el resto de Marruecos. El menú eran 100dh.

Tras varias paradas para observar el paisaje, tan diferente según íbamos avanzando, llegamos a la última parada del día: Dades. Allí nos alojamos en el acogedor Albergue des Peupliersdonde descansamos y recuperamos fuerzas para el día siguiente. Nos sirvieron una cena deliciosa y pasamos la noche riendo y compartiendo anécdotas con los compañeros de ruta, un grupo muy variado y divertido.

Día 2: Dades – Merzouga

El segundo día de la ruta quedamos a las siete para desayunar (variado y rico) y a las 8 nos pusimos en marcha. Primero echamos un vistazo a las Gargantas del Dades y a sus curiosas rocas, conocidas como “dedos de mono”.

Tras un rato de carretera, recogemos a un bereber que se convertiría en nuestro guía durante un agradable paseo por el campo. Aquí nos explica las variedades de plantas y caminamos hasta Tighremt N’Tazgue, un pueblo pequeño de casas de barro que recorremos y donde visitamos una cooperativa de mujeres, donde trabajan las alfombras y nos explican su trabajo.

Desde ahí caminamos hasta la Garganta del Todra y aprovechamos para conocer a otros viajeros. Grupos de motos que viajaban por parte de África hasta llegar a la Garganta, excursiones de diferentes partes del mundo que venían explícitamente a este lugar para hacer escalada…

A nuestra vuelta paramos en el Palmeral de Tinherir antes de parar a comer y seguir nuestro camino hacia Merzouga… ¡Ya casi estamos!

Una vez llegamos a Merzouga dejamos en la furgoneta nuestras mochilas y metemos lo mínimo en una mochila pequeña para adentrarnos en las dunas. El escenario realmente es de película… si vas a Marruecos no puedes perderte el desierto y su color.

Llegamos a un momento clave en nuestra ruta: el recorrido en camello por el desierto hasta llegar a las jaimas donde pasaríamos la noche.

Se trata de un momento importante ya que en este blog formamos parte de FAADA, es decir, realizamos un turismo responsable con los animales. Eso implica, por supuesto, no montar en animales, y en este caso en camello.

Aquí más información de nuestra ruta por el desierto SIN camello, la realidad que viven estos animales y los motivos por los que mi conciencia no me permite participar en esta explotación. No vale todo por una foto.

Tras unos ocho kilómetros caminando por las dunas del desierto del Sáhara (a ver quién puede decir que las ha recorrido a pie, já), llegamos a las jaimas y pasamos la tarde jugando con la arena como niños pequeños, recordando a Antoine de Saint-Exupéry, buscando al Principito y ayudando a nuestro amigo Omar a preparar su romántica pedida de mano. Y entre pétalos, velas y mucho amor cenamos en las jaimas en grupo. Sin luz, sin móviles, aislados del mundo… La noche terminó cantando y bailando alrededor de una hoguera.

Las jaimas estaban concentradas en una zona y próxima a ellas hicieron la hoguera donde hubo guitarras y tambores hasta la madrugada. Por supuesto no había baño, agua, electricidad o cualquier cosa que consideremos básica. En la jaima “dormimos” seis personas. Nos acostamos tarde y nos levantamos a las 4 para recorrer el desierto a la espera del amanecer.

Día 3: Merzouga – Ifrane – Fez

En el precio de estos tres días de ruta iba incluida la vuelta desde Merzouga hasta Marrakech, pero decidimos que nuestra siguiente parada sería Fez, para acercarnos al norte de nuevo puesto que nuestra vuelta a España era desde Tánger, así que tras la dificultad para conseguir algún transporte en esa dirección y teniendo en cuenta los horarios y kilómetros que nos separaban de nuestro destino, decidimos coger un taxi con unos amigos que nos llevase hasta allí, aunque de este modo se encareciese un poco el viaje. El taxista resultó ser todo un descubrimiento. Por supuesto, como la gran mayoría de marroquíes, hablaba español, inglés y hasta italiano… Nos llevó a comer a un sitio muy auténtico en Zaida, e incluso paramos en lugares de interés.

CONCLUSIONES: no cambiaría esta experiencia por nada del mundo. Fue agotadora pero vivimos momentos muy intensos y especiales. Los guías fueron encantadores y descubrir el desierto y vivir las dunas como lo hicimos fue único. El grupo con el que compartimos estos tres días se convirtió en familia y esas son las mejores cosas de los viajes.

En cuanto al precio, fue muy económico, y como decía antes, en estos casos la organización no fue la mejor. Si deseas vivir una experiencia tan maravillosa como esta pero teniendo todo mucho más delimitado, con más información, comodidad y una mayor seguridad, te aconsejo reservar esta excursión con Siente Marruecos, agencia especializada con diferentes ofertas de calidad. Por supuesto el precio será más elevado. Tú decides si te compensa.

Estas son mis impresiones y mis imprescindibles de mi ruta de tres días por el desierto de Merzouga (Sáhara). ¿Te han gustado? ¿Añadirías algo más? Mi próxima parada es Ifrane. ¿Te vienes conmigo?

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas ¿Qué te ha parecido este artículo?

Carmen Mantecón

¡Hola! Soy Carmen, la chica que está detrás de esta página. ¡Mil gracias por leerme! Si te ha gustado no dudes en dejarme un comentario por aquí abajo... ¡Estaré encantada de saber de ti! Este blog nace de mi pasión por los viajes, y es que hace ya tiempo que descubrí mi propia fórmula de la felicidad: ¡viajar! Desde entonces, lo hago siempre que puedo, y aquí encontraréis algunos consejos y experiencias sobre mis aventuras. ¡Bienvenidxs!

4 respuestas a “Ruta de tres días al desierto de Merzouga (Sáhara)”

  1. Maria Galech dice:

    Me encantó tu experiencia, en marzo estaré caminando por ese desierto tan soñado, estoy organizando ya que son pocos los días, ante cualquier duda, ya te tengo para la consulta. Saludo desde arge tina y gracias.

  2. Qué bien que te haya gustado! Para cualquier duda aquí me tienes María! Un placer 🙂

  3. Jennifer dice:

    Hola, Carmen! Me gustaría saber si tienes el contacto de con quienes contrataste el tour. Aparte si tienes alguna aproximación de precios para el tour de cuatro días.
    Gracias por la info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *