Cerrar el buscador
Guía de Senegal para mochileros

País Bassari, una experiencia única

Actualizada el 23 Feb 2018

Una de las zonas que más ganas tenía de visitar era Pais Bassari. Según me habían contado, se trataba de una zona bastante recóndita del país donde disfrutar de la más auténtica África rural. Y no se equivocaban.

En esta región aún se conserva algo de la cultura nativa africana y se encuentra al sureste de Senegal. La etnia Bassari comparte territorio con las etnias Bédik y Peul, y se dedican a la agricultura. Aunque me habían advertido de que el interés de esta ruta estaba en su tradición y cultura y que no encontraría paisajes increíbles o naturaleza de gran belleza, he de decir que no fue así: descubrí lugares hermosos, de una naturaleza exuberante y algunos de los paisajes que más me han impresionado hasta ahora.

Cómo llegar a País Bassari

La única forma de poder visitar País Basari es llegar hasta Kedougou.

  • Si estás en Dakar y tu interés es conocer Pais Bassari, la opción más sencilla es ir en autobús. La compañía Teranga Transports, con la que viajé en otra ruta, realiza este trayecto de manera directa. Dura unas 13 horas y su precio es de 10. 000 CFA.
  • En mi caso, puesto que venía de Ndangane y había pasado la noche en Tambacounda, cogí un sept-place y, como explico en el apartado “transportes” de esta guía, su precio era de 6.000 CFA por persona y 500 CFA por mochila. La carretera es realmente auténtica. No diré más.

Cómo visitar País Bassari

Aunque ya sabéis que yo soy partidaria de hacerlo todo por libre, la mejor forma de visitar Pais Bassari es contratando un guía o por agencia. De este modo podrás acceder a las aldeas y aprender infinitamente más sobre su cultura, por no hablar de si, como fue mi caso, resulta que el guía es autóctono y acabas conviviendo con su familia y viviendo la experiencia más auténtica a su lado.

Durante mi tiempo en Gandiol, un buen amigo al que le comenté mi ruta, me recomendó llamar a Chej, un guía con el que ya había realizado numerosas rutas, y así lo hice. Chej habla un perfecto español, es padre de tres niños preciosos en Dindefelo, se conoce al dedillo cada rincón y adaptó todo según mis necesidades.

En mi llegada a Kedougou y tras avisarle del hotel en el que me alojaría esa noche, se acercó para reunirnos y así acordar ruta y precios. Es importante dejar claro qué se incluye en la ruta (transporte, alojamiento, comida, gasolina…), la duración de la misma y el recorrido a seguir.

Mi acuerdo para recorrer País Bassari:

Esta zona puede recorrerse en 4×4 o moto. La primera opción sale bien de precio en el caso de ser un grupo. De manera que yo decidí recorrerlo en moto. Además, gracias a esta decisión tuve la sensación de que la ruta era más a la aventura, puesto que los caminos y carreteras que recorrimos eran de todo tipo, y vivirlos en moto me encantó.

Los precios por día y persona quedaron así:

  • Guía: 12.500 CFA
  • Motos: 12.500 CFA (por moto)
  • Alojamiento: 10.000 (MP “media pensión”)

Entre comidas y bebidas gasté 4.000 CFA. En total, visitar País Bassari con todo incluído sale a 50€ al día por persona.

Dónde dormir en País Bassari

La forma más común de dormir en País Bassari es en los campamentos o albergues que hay en las aldeas. El guía se encargará de gestionarlo y el campamento elegido será el lugar donde cenarás y pasarás la noche.

Suele tratarse de cabañas de forma circular, muy sencillas y de construcción típica. Hay varios campamentos de diferentes características. Recomiendo el de Dindefelo, con un encanto increíble y muy auténtico. No cuenta con electricidad y vivirás maravillosas cenas a la luz de las velas. Y por supuesto, sin lo que conocemos por ducha (cubos y agua en un pequeño baño en la propia cabaña).

Ruta por País Bassari

Para conocer Pais Bassari puedes tomarte el tiempo que consideres. Hay quien se queda una temporada y quien según la duración de su viaje, pasa tres días allí. En caso de tener poco tiempo, te propongo un recorrido express del que disfrutarás con seguridad.

Día 1: Llegada a Kedougou, cena y noche en hotel (para más información consultar “Alojamiento en Senegal“) aprovechando para descansar del viaje. En Kedougou elegí un “hotel” con piscina y algunas comodidades para reponerme del viaje y coger fuerzas para lo que me esperaba los días siguientes. Chej (mi guía) se acercó hasta allí para conocernos y acordar precios y características de la ruta que comenzaríamos al día siguiente por la mañana.

Día 2: Chej me recoge con moto en el hotel. Hago una mochila pequeña y dejo la grande en el hotel, quienes la guardarán hasta mi vuelta. Visitamos las aldeas Ibel y Batick. Para ello es necesario ascender una montaña en una ruta algo durilla. Nos acompaña Día, sobrino de Chej, quien nos explica en perfecto español todos los detalles.

Visitando las aldeas. Pudimos pasar tiempo allí observando sus rutinas. Preparar la comida con ellos y ver sus costumbres.

“Donde fueres haz lo que vieres”

Tras visitar las aldeas, volvimos a por las motos y fuimos hasta otro pueblo, donde conocimos al jefe de la tribu quien curiosamente tenía un hijo que se había enamorado de una turista española y se había ido a vivir a San Sebastián. Le mandamos unas fotos nuestras con su padre y comimos en el pueblo. Por la tarde visitamos el Albergue Dindefelo, donde íbamos a dormir, y dejamos las mochilas. Caminamos por el bosque hasta la imponente Cascada de Dindefelo y pasamos allí la tarde, dándonos miles de baños, libres, bajo la cortina de agua y disfrutando de ese espectáculo de la naturaleza. En la foto no se aprecia en absoluto lo impresionante que resultó ser ese lugar. Sin duda uno de los más increíbles, sino el más, en los que he estado hasta ahora. Antes de que anocheciese volvimos hasta el albergue, empapados, y disfrutamos de una cena a la luz de las velas.

Día 3: Tras levantarnos temprano y desayunar en el albergue, volvimos a la montaña y realizamos una ruta por los pueblos más remotos de las alturas.

La subida es dura, pero enseguida te sientes ridículo al cruzarte por el camino con mujeres descalzas cargando en su cabeza con todo tipo de mercancía (en este caso un par de gallinas entre otras cosas) y bajando como quien da un paseo.

Pasamos por la frontera con Guinea Konacry, repleta de estos “champiñones” de termitas y protagonista de las rutas ilegales para la entrada de “mercancía” en Senegal.

Y a nuestra llegada, recorrimos los poblados saltando de casa en casa (separadas por vallas de madera) mientras los niños se unían a nuestro recorrido y visitamos a la familia de Chej.

Nos invitaron a comer con todos ellos y disfrutamos de una comida en familia. Al terminar, aprovechamos también para descubrir algunos de los tesoros que esconden por los alrededores y disfrutamos de otra pequeña cascada escondida antes de partir en moto hacia Kedougou, donde recuperé mi mochila en el hotel donde nos hospedamos la primera noche y nos acercaron hasta el autobús que habíamos reservado que, tras un viaje de 13 horas, nos acercaría hasta nuestro próximo destino: Mbour.

Conclusiones personales

Seguro que se pueden visitar muchos más lugares y de manera más pausada… Pero madre mía, durante mi estancia exprimí tanto País Bassari y fueron tan intensos… que lo recomiendo 100%. Hay quién en tres días vio lo mismo que yo pero se le hizo muy lento… ¡Para gustos los colores!

Consejos para visitar el País Bassari

  • La comida en albergues tanto si tienes oportunidad de comer con los locales estará compuesta por los dos platos estrella: arroz o pasta con un sofrito de cebolla.
  • Necesitarás agua. Mucha. Harás ejercicio, no pararás… y hará calor. Como en los campamentos no suele haber electricidad ni neveras, en ocasiones las botellas de agua no estarán muy frías. Ánimo.
  • Lleva tu cámara cargada. Recuerda que allí no hay electricidad. (Si tu guía es majo durante la noche podrá llevársela a otro lugar para cargarla, pero depende del día)
  • Disfruta, disfruta y disfruta. Es una experiencia única. Exprímela.
1 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 5 Valorado 1 veces con una media de 5,00 estrellas

Carmen Mantecón

¡Hola! Soy Carmen, la chica que está detrás de esta página. ¡Mil gracias por leerme! Si te ha gustado no dudes en dejarme un comentario por aquí abajo... ¡Estaré encantada de saber de ti! Este blog nace de mi pasión por los viajes, y es que hace ya tiempo que descubrí mi propia fórmula de la felicidad: ¡viajar! Desde entonces, lo hago siempre que puedo, y aquí encontraréis algunos consejos y experiencias sobre mis aventuras. ¡Bienvenidxs!

2 respuestas a “País Bassari, una experiencia única”

  1. Laiene dice:

    Hola, me ha encantado el blog, muchísima información para preparar un buen viaje a Senegal. Podrías pasarme el contacto de Chej para ponerme en contacto con el?
    Gracias y un saludo.
    Laiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *