Cerrar el buscador

Budapest: 15 imprescindibles que ver y hacer

Actualizada el 04 Oct 2019

La capital y ciudad más poblada de Hungría nos sorprende y conquista a cada paso. Ocupa las dos orillas del río Danubio unificando las ciudades de Buda (orilla oeste) y Pest (orilla este). Nos habían hablado tanto de esta ciudad… que teníamos muchas ganas de vivirla, y es que Budapest nada tiene que envidiar a las grandes capitales europeas.

Budapest tiene para todos los gustos: para los sibaritas, culturetas, alternativos… ¡Hay un montón de cosas que hacer! Y nosotros, después de exprimir la ciudad al máximo, vamos a contarte los que consideramos sus imprescindibles y vamos a darte, como siempre, consejos más personales para que disfrutéis la ciudad al máximo. ¡Allá vamos!

Antes de nada, si tenéis pensado visitar muchos sitios de pago, quizá os interese la Budapest Card. Su precio es de 22€ y con ella podrás entrar en muchas de las principales atracciones de la ciudad. Para más información y reserva aquí.

Importante

  • Pese a pertenecer a la Unión Europea, Hungría mantiene su propia moneda: el florín húngaro. 
  • El idioma oficial es el húngaro, aunque al tratarse de una ciudad tan turística no tendrás problema para comunicarte en inglés.
  • Un free tour puede ser una buena opción si no vas a estar mucho tiempo en Budapest.
  • Si quieres hacer un tour guiado te recomendamos echar un ojo a los mejor valorados por los viajeros aquí.
  • Quédate en Airbnb con un descuento de 25€: Airbnb

1. Admira el Parlamento de Budapest

Este impresionante edificio atraerá tu atención en cuanto lo veas. Es el edificio más representativo de Budapest y, no podemos negarlo, impresiona. Puedes verlo desde las colinas de Buda, paseando por la orilla del Danubio, sea de día o de noche… te dejará con la boca abierta.

Cerca del Parlamento encontrarás una estatua de Imre Nagy, que se ha convertido en un icono si vas en busca de una fotografía bonita y con historia. El político húngaro da la espalda a un monumento soviético y a la embajada americana  y mira hacia adelante, hacia el futuro democrático, representado por el Parlamento.

2. Cruza el Puente de las Cadenas

El Puente de las Cadenas es el más famoso de la ciudad, siempre custodiado por dos parejas de leones que se han convertido en un emblema del lugar. Desde allí tendréis unas vistas preciosas de las dos orillas del Danubio (y claro, ¡también del Parlamento de Budapest!). Al cruzarlo, podréis acceder a las diferentes colinas situadas en el lado de Buda, desde donde al subir podréis disfrutar de unas maravillas vistas de Pest.

3. Disfruta de las vistas de Pest

Como os decía, existen diferentes colinas que considero visitas imprescindibles durante vuestra estancia en Budapest. Además, ya sabéis que en Buenos Días Mundo somos unos enamorados de los miradores y durante nuestros viajes siempre buscamos los mejores para poder estructurar bien la ciudad en la cabeza y, cómo no, disfrutar de su belleza. En Budapest, destacan varios, donde podréis observar Pest desde diferentes perspectivas.

  • Bastión de los Pescadores: este precioso mirador característico por sus siete torres es el lugar perfecto para acabar el día con  una vistas maravillosas de la ciudad. Junto a él encontraréis también la famosa Iglesia de Matías, cuyo tejado cubierto de azulejos de colores llama la atención.
  • Castillo de Buda: se trata de otro edificio emblemático donde encontraréis unas preciosas vistas de Pest. Además, alberga la Galería Nacional Húngara, el Museo de Historia de Budapest y la Biblioteca Széchenyi.
    Para llegar al Castillo de Buda se puede subir caminando o cogiendo un teleférico a los pies de la colina. La subida cuesta 1.200 HUB (unos 3,60€).
  • La Ciudadela: aunque nos gustaron más las vistas desde el Bastión de los Pescadores, esta fortaleza se trata del punto más alto de Budapest.
  • Colina Gellert: muy cerca de la Ciudadela se encuentra esta colina donde disfrutar de unas buenas vistas de la ciudad.

Mi recomendación personal: termina la tarde paseando hasta el Puente de las Cadenas, crúzalo admirando el paisaje y coge el funicular hasta el Castillo de Buda. Una vez arriba, disfruta de las vistas y recorre sus calles hasta llegar al Bastión de los Pescadores (sin duda mi mirador favorito). Siéntate a beber o comer algo mientras disfrutas del atardecer y baja de nuevo hacia el río caminando, dando un tranquilo paseo hasta volver a cruzar el puente. Una vez en Pest te recomiendo quedarte a la orilla del río disfrutando de unas cervezas en alguna de las terrazas que encontrarás al aire libre (Pontoon, junto al Puente de las Cadenas y con música en directo es maravilloso) y enamorarte de la noche de Budapest con el puente, el parlamento y demás edificios iluminados.

4. Visita la Plaza de los Héroes

Esta imponente plaza se encuentra un poco alejada del centro de la ciudad, pero es uno de los imprescindibles a la hora de recorrer Budapest. A un lado se encuentra el Museo de Bellas Artes, y en su interior podrás ver más de 100.000 obras de todos los periodos del arte europeo.

Su precio es de 1600 HUF (unos 5€) por adulto para la exposición permanente y 2.000 HUB (unos 6€) si además visitas la exposición temporal.

Como dato para los más curiosos, muy cerca podréis encontrar uno de los relojes de arena más grandes del mundo: mide 5 metros y se llama “rueda del tiempo”. La ‘arena’ de su interior tarda 365 en pasar de un lado a otro, así que se le da la vuelta cada año nuevo.

5. Recorre el Parque Városliget

El parque estrella de Budapest se encuentra junto a la Plaza de los Héroes y merece un buen paseo. Nada más llegar, desde el puente que le da acceso, verás el Castillo de Vajdahunyad, que a parte de parecer salido de un cuento acoge el Museo de Agricultura más grande de Europa. En este parque podrás hacer un picnic, sentarte en uno de sus bares a tomar algo o divertirte con las diferentes actividades que ofrece:

  • Alquilar una barca a pedales para recorrer el estanque que, aunque no es muy grande, puede resultar entretenido. El precio es de unos 6€ la hora.
  • Alquilar un coche eléctrico para divertirte por Budapest. El precio es de unos 10€ la hora. Si te apetece la experiencia, aprovecha.

6. Pasea por Andrassy Út

Esta calle es una de las principales arterias de la ciudad y aquí se concentran la mayoría de las grandes marcas de la ciudad. Los amantes de la moda no pueden perdérsela, y los que no (como yo) tampoco. Sus edificios neorrenacentistas son preciosos y la calle merece un buen paseo. Además ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad ya que se considera uno de los paseos más bellos del mundo. Al terminarla, no olvidéis acercaros a la Basílica de San Esteban -justo al lado- y recorrer su calle peatonal (Zrínyi u.) rodeada de de terrazas, tiendas y restaurantes maravillosos.

En esta famosa avenida encontraréis algunos de los edificios más clásicos de la ciudad, como el Palacio de la Ópera Nacional Húngara, el Teatro de la Opereta o la llamada Casa del Terror (sede de la policía secreta, cargada de trágicos recuerdos.

Para los amantes de la literatura y el café, en esta calle no podéis perderos el Alexandra Book Café, un lugar perfecto para hacer una pausa durante el paseo por esta avenida.

7. Haz un crucero por el Danubio

Esta es una de las actividades más populares para hacer en Budapest y merece muchísimo la pena. Cruzar el Danubio observando Buda y Pest es una experiencia increíble tanto de noche como de día. Existen diferentes alternativas para realizar esta actividad y os las explico a continuación:

  • Paseo en barco por el Danubio: será durante el día, en un barco panorámico y veréis los edificios y puentes más famosos. Incluye bebidas y comentarios en español. Para reservar, aquí.
  • Paseo en barco al anochecer: disfrutaréis de Budapest cuando cae la noche, el barco es panorámico y tiene partes descubiertas. Para reservar, aquí.
  • Crucero con cena y música en vivo: cenar en un barco, con música y surcando el río Danubio es algo que siempre recordaréis. Para reservar, aquí.
  • Crucero con pizza y barra libre: disfruta de las vistas de Budapest, elige tu pizza preferida y anímate con barra libre de cerveza y refrescos. Para reservar, aquí.

8. Descubre el Budapest más alternativo

Como os decíamos antes, Budapest tiene para todos los gustos. No le falta su ambiente bohemio y alternativo. Si vas en busca de locales originales, restaurantes con encanto y con cocinas de todo el mundo y en definitiva, ese “no se qué” del que siempre nos acabamos enamorando en las ciudades, en Budapest lo encontrarás y mucho.

Cuando hablamos de ambiente del que nos gusta en Budapest, debemos referirnos al “distrito VII” (Erzsébetváros) y al Barrio judío. Aquí podemos encontrar bares, cafés, restaurantes y discotecas. En las calles Kiraly y Nagymezo se agolpan decenas de bares y pubs con sus terrazas en verano y en invierno. En la calle Madách Imre encontraréis una animada plaza llena de terrazas y bares y, sin duda, tampoco deberíais perderos el eterno pasaje de Gozsdu udvar, repleto de más restaurantes, terrazas y bares a ambos lados. Realmente me ha dejado impresionada el ambiente de Budapest y la infinidad de alternativas que ofrece.

9. Vive los ruin pubs

Si hablamos del ambiente alternativo y las distintas propuestas que ofrece Budapest no podemos dejar de hablar de los ya famosos ruin pubs. Se trata de antiguos locales abandonados que han sido rehabilitados como bares y su decoración no os dejará indiferentes. Si tenéis tiempo os recomiendo realizar este tour por los mejores ruin bars de la ciudad. Será una noche divertida.

Si no dispones de ese tiempo pero sin duda te llaman la atención este tipo de bares y te gustaría poder disfrutarlos y descubrirlos por tu cuenta, te recomiendo que no te pierdas el mítico Szimpla kert, Fogas ház, Kuplung o Koveles kert. Vete a tomar algo y alucina, porque en estos lugares todo está permitido.

10. Degusta la gastronomía húngara

La gastronomía húngara es rica en especias y condimentos, siendo su ingrediente principal el Paprika o pimiento -tanto dulce como picante- que se usa en la mayoría de sus platos típicos.

Sin duda el plato más típico de Hungría es el goulash o gulash, cuyo origen es muy antiguo y humilde ya que proviene de los campesinos. Se trata de un guiso preparado a base de carne, acompañado de cereales, legumbres y por supuesto paprika. Lo encontrarás tanto en restaurantes como en puestos callejeros y en alguno de los puestos del Mercado Central está exquisito.

Otro plato característico, aunque también muy conocido en varios de los países vecinos, es el langos. No es un plato típico de restaurantes (aunque con la revolución gastronómica actual…), sino de puestos callejeros. Se trata de pan frito, normalmente plano, cuya base consiste en una masa de harina con levadura fresca, leche, azúcar y sal. Por encima, le ponen tantos ingredientes como quieras: queso, bacon… ¡No te vayas sin probarlo!

11. Enamórate en su Mercado Central

Cuando ya pensaba que nada podía sorprenderme más en la capital húngara, descubrí su Mercado Central. Cuenta con dos plantas: en la primera los locales compran todo tipo de frutas, verduras, embutidos o carnes mientras que la segunda está enfocada al turista, con puestos donde degustar los platos típicos de la cultura húngara (no te pierdas su goulash y langos) y también -cómo no- otros donde comprar diferentes souvenirs. Me encantó.

Nos han chivado que, en la segunda planta, el restaurante Bridge-Tours organiza clases de cocina húngara. Si te interesa y asistes… ¡cuéntanoslo todo!

12. Callejea por el Barrio judío

Como os hemos contado antes, en el barrio judío de Budapest, a parte de recuerdos tristes, actualmente se encuentra una de las zonas más alternativas de la ciudad. Esta zona se ha convertido en un animado centro cultural y no deberías perderte la calle Kazinczy utca, conocida como “la calle cultural”, donde además de encontrar algunos de los ‘ruin pubs’ más famosos, puedes visitar galerías de arte alternativas, bares que te sorprenderán o diversas tiendas que llamarán tu atención.

Una vez aquí, no puedes irte sin visitar la Sinagoga de Budapest, ya que se trata de la más grande de Europa.  Si te interesa puedes reservar un tour por la sinagoga con guía en español, y si quieres conocer bien a fondo este barrio con historia te recomiendo el recorrido guiado que puedes reservar aquí.

13. Relájate en un Balneario

¿Sabías que Budapest es una ciudad termal? Los balnearios son uno de los atractivos más famosos de la ciudad, pero nosotros los recomendamos solo si has tenido tiempo para descubrir la ciudad antes. De ser así, un recorrido termal será maravilloso y, en Budapest, son considerablemente más baratos que en otras ciudades Europeas. Si estás decidido te recomendamos relajarte en las piscinas de los baños de Széchenyi (¡Aquí puedes comprar las entradas baratas y sin tener que hacer cola!) o también te aconsejamos visitar el Balneario de Gellért (reserva tu experiencia aquí). Son los más famosos.

14. Recorre Isla Margarita

Esta isla se encuentra en el río Danubio, entre Buda y Pest. Se trata del parque más grande de Budapest, con dos kilómetros y medio de longitud, un lugar donde encontrar naturaleza y tranquilidad. Nos encanta para desconectar de la ciudad o recorrer sus pistas y parques en bicicleta. Puedes acercarte a ver las ruinas del Convento de Santa Margarita, restos de pequeñas iglesias, un pequeño zoológico… También tiene spas termales y piscinas (¡con toboganes acuáticos!) y, en verano, se abren bares y restaurantes y podéis disfrutar de música en directo.

La Isla Margarita está unida a la ciudad por dos puentes mediante los cuales se puede acceder a ella en transporte público o a pie: el Puente Margarita y el Puente de Árpad.

15. Descubre otras ciudades vecinas con encanto

Más o menos cerca de Budapest se encuentras algunas ciudades preciosas que bien merecen una escapada. Si dispones de más días, aprovecha y descubre Viena, Praga o Bratislava. También puedes reservar un tour de 4 días con salida y llegada a Budapest que incluye transporte, alojamiento y actividades en Viena, Bratislava y Praga.

Durante mi visita a la ciudad vecina de Viena

Estos son mis 15 imprescindibles que ver y hacer en Budapest según mis gustos y experiencia… ¿Cuál es tu favorito? ¿Qué otros maravillosos lugares de Budapest añadirías a este decálogo? ¡Compártelo con nosotros! ¡Nos encantará leerte!

¿Buscas alojamiento en Budapest?

Si estás buscando dónde pasar la noche o el fin de semana en Budapest, aquí van algunas recomendaciones de hoteles en el centro donde seguro no vas a fallar:

  • Synagogue View Residence: Estos apartamentos de diseño ubicados en el barrio judío se encuentran en el corazón de la ciudad.
  • Metrópolis Budapest: Buena ubicación y habitaciones de diseño.
  • Kapital Inn Budapest: Bed and breakfast elegante en un edificio histórico del distrito central.
  • Queen’s Court Hotel & Residence: Con un spa de lujo de estilo retroclásico este hotel te ofrece una experiencia completa en la ciudad.
  • Sofitel Budapest Chain Bridge: Si buscas algo exclusivo, te recomendamos este hotel de 5 estrellas ubicado a orillas del Danubio y con unas excelentes vistas al Puente de las Cadenas y al Castillo Real.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1)

Carmen Mantecón

¡Hola! Soy Carmen, la chica que está detrás de esta página. ¡Mil gracias por leerme! Si te ha gustado no dudes en dejarme un comentario por aquí abajo... ¡Estaré encantada de saber de ti! Este blog nace de mi pasión por los viajes, y es que hace ya tiempo que descubrí mi propia fórmula de la felicidad: ¡viajar! Desde entonces, lo hago siempre que puedo, y aquí encontraréis algunos consejos y experiencias sobre mis aventuras. ¡Bienvenidxs!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *