Cerrar el buscador

10 imprescindibles que ver y hacer en Praga (República Checa)

Actualizada el 04 Oct 2019

Hemos visitado Praga y ahora solo pensamos en volver. La capital de la República Checa nos ha conquistado y no podemos quitarnos de la cabeza esa sensación de estar paseando entre las calles de una ciudad de cuento. A esta ciudad de Europa del Este la llaman “La Ciudad Dorada” o “La Ciudad de las 100 torres” y da igual el tiempo que tengas para recorrerla porque te vas a quedar con ganas de más.

Tras aclarar lo principal (que no pierdas el tiempo en resistirte porque Praga te va a enamorar) vamos a contaros nuestra experiencia, los que consideramos las cosas imprescindibles que hacer y que ver en una de las ciudades más bonitas del mundo y además, como siempre, vamos a añadir algún consejo personal.

Antes de nada, si tenéis pensado visitar muchos sitios de pago, quizá os interese la Prague Card. Su precio es de 62€ y con ella podrás entrar en muchas de las principales atracciones de la ciudad. Para más información y reserva aquí.

Importante

  • Pese a pertenecer a la Unión Europea, la República Checa mantiene su propia moneda: la corona checa.
  • El idioma oficial es el checo, aunque al tratarse de una ciudad tan turística no tendrás problema para comunicarte en inglés.
  • Un free tour puede ser una buena opción si no vas a estar mucho tiempo en Praga.
  • Si quieres hacer un tour guiado te recomendamos echar un ojo a los mejor valorados por los viajeros aquí.
  • Quédate en Airbnb con un descuento de 25€: Airbnb

1. Plaza Old Town

La plaza de la Ciudad Vieja es el tesoro de Praga, siempre con una gran multitud de gente admirando su belleza. En ella se encuentra el antiguo Ayuntamiento y por supuesto, el mayor atractivo de la ciudad: su Reloj Astronómico. Este reloj del siglo XV es uno de los más famosos del mundo, con el calendario astronómico representado en la parte inferior, y que cada hora atrae a turistas que quieren ver desfilar las figuras de doce apóstoles acompañados de 4 figuras más: el Turco, la Vanidad, la Avaricia y la Muerte.

En la plaza también encontraréis la Iglesia de Nuestra Señora de Týn, de estilo gótico y cuya entrada está incluida en la Prague Card. Su horario es de martes a sábado de 10:00 a 13:00 y de 15:00 a 17:00h. Los domingos de 10:00 a 12:00h y los lunes cerrado.

2. Torre de Pólvora

También en la parte antigua de la ciudad (Stare Mesto) encontraréis uno de los edificios más antiguos de la ciudad y uno de los lugares que visitar en Praga: la Torre de Pólvora. Cuando se construyó -es de estilo gótico- en el siglo XV, se llamaba Torre Nueva y era una de las puertas de entrada a la ciudad. Cuando con el tiempo se transformó en un almacén de pólvora… también se transformó su nombre. Lo mejor de la torre es que desde la parte alta hay unas vistas panorámicas de todo el centro histórico de la ciudad y su entrada está incluída en la Prague Card.

3. Barrio Judío

En Stare Mesto se encuentra también el Barrio Judío, que aunque te adelantamos que no tiene ningún encanto especial, habrá quien no quiera perderse una visita a su cementerio judío (impresiona bastante con tantas lápidas en un espacio tan reducido y cubierto de verde) o alguna de sus seis sinagogas -de las más antiguas de Europa-. Para los interesados en su historia es recomendable reservar este tour que incluye entradas a las sinagogas más importantes y al cementerio.

4. Puente de Carlos

Sin duda, el Puente de Carlos es uno de los monumentos más importantes de Praga y a la vez el más antiguo. Divide la ciudad vieja (Stare Mésto) de la ciudad pequeña (Malá Strana). Sus 500 metros de largo y 10 de ancho aproximadamente, los encontraréis siempre llenos de gente, ya que se trata de los lugares más visitados de la ciudad. Junto a las tres torres que lo forman, lo escoltan a cada lado de su estructura 15 estatuas. Desde él tendréis unas vistas del Castillo de Praga que te obligarán a detenerte y admirarlo sin prisa.

5. Malá Strana y la Isla Kampa

Una vez has atravesado el Puente de Carlos, te adentrarás en una de las partes más bohemias y antiguas de la ciudad. Pasear por las calles de Malá Strana -entre el Puente de Carlos y el Castillo- y echar un vistazo a sus tiendas es una maravilla. Una de las visitas que no deberías perderte en este barrio es la Iglesia de San Nicolás, pero sin duda, si tengo que recomendarte algo es la Isla de Kampa, uno de los lugares que más nos conquistaron durante nuestros días en Praga. Caminando por las calles de Mala Strana llegarás a ella, una zona mucho más tranquila y menos masificada, donde encontrarás el magnífico Muro de John Lennon, un homenaje al artista, símbolo de libertad y de las protestas contra el régimen comunista.

6. Castillo de Praga

Para terminar tu visita al barrio Malá Strana, llegarás al fin a el famoso Castillo de Praga, el lugar más visitado de Praga, no es un castillo europeo al uso, sino que está formado por diferentes edificios y lugares como el Antiguo Palacio Real, la Catedral de San Vito, el Convento de San Jorge, el precioso y recomendable Callejón del Oro o la Torre Blanca. Una visita completa a este conjunto arquitectónico puede llevarte la mitad de un día y aunque su entrada está incluída en la Prague Card también puedes reservar una visita guiada en español para no perderte nada.

7. Monte Petrin

Tras tu visita a Malá Strana culminando con el Castillo de Praga, te recomendamos subir al Monte Petrin, que se encuentra junto a este barrio. Se trata de una de las mejores cosas que hacer en Praga, ubicado muy cerca del Castillo y con fácil acceso en funicular desde Mala Strana. La entrada está incluída en la Prague Card y cuenta con La Torre de Petrín, que te recordará a la Torre Eiffel, y que si subes te regalará las mejores vistas de la ciudad de Praga. En este monte también podrás relajarte en su parque, ver el Memorial de las Víctimas del Comunismo o, si vas con niños, es muy recomendable visitar el Laberinto de los Espejos.

  • Horario del funicular para subir al monte: todos los días de 9:00 a 23:30h con una frecuencia de 15 minutos.
  • Horario del monte: todos los días de 10:00 a 18:00h. De octubre a marzo hasta las 20:00h. De abril a septiembre hasta las 22:00h.

8. Barrio Nové Mesto: La Casa Danzante

Uno de los mejores lugares que visitar en Praga es el barrio Nové Mesto, que aunque su traducción sea “Ciudad Nueva”, es de época medieval. Sin duda, una de las cosas que más destaca de Praga es su arquitectura y en este barrio encontraréis este edificio que llama la atención por su arquitectura imposible. Es la famosa Casa Danzante (Dancing House), creada en 1997 por Frank Gehry y Vlado Milunic. El primero es un hito en la creación de edificios innovadores (¡una de sus creaciones es el Museo Guggenheim de Bilbao!). También en este barrio se encuentra la famosa plaza de Wenceslao, que destaca ya que además parece una gran avenida, repleta de restaurantes y hoteles. En esta zona podéis encontrar el Teatro Nacional, el Museo del Comunismo y la Ópera Estatal.

9. Mercado de Náplavka

Muy cerca de la Casa Danzante, caminando por la orilla del río Moldava (también por el barrio Nové Mesto), encontraréis uno de nuestros planes favoritos si vas a pasar el fin de semana en Praga: el mercado de Náplavka. Este evento que se da los sábados de 8:00 a 14:00 (hasta 20:00 en verano) reúne en la ribera del río puestos gastrónomicos donde probar un sinfín de deliciosas opciones mientras disfrutas de música en directo y compras todo tipo de objetos, arte y ropa vintage. Se trata de una gran alternativa para ir a comer y probar distintas especialidades de cocineros checos. Además, es un mercado local, donde apenas encontrarás turistas y donde se venden alimentos de producción local traídos de granjas cercanas mezclados con puestos de dulces caseros, burguers con las que se te hará la boca agua, crepes¡y por supuesto cerveza! En la orilla también hay algunos barcos atracados que ofrecen música en directo y una amplia carta de comida y bebida. Me llamó especialmente la atención el inexistente uso de plástico y cómo todos los visitantes disfrutaban del día con sus cestas y bolsas de tela. De verdad, es el plan perfecto para un sábado soleado en Praga.

10. Gastronomia

Si hay algo que nos gusta en Buenos Días Mundo además de los viajes es la gastronomía. Y aunque sabemos que no podemos resumir aquí las infinitas opciones que incluye la gastronomía checa, podemos recomendarte algún plato o dulce típico que debes probar antes de marcharte de Praga. La comida en Praga es sencilla pero contundente y especiada. Por supuesto hay restaurantes con cartas muy diversas pero si quieres visitar sitios típicos locales sus cartas están basadas en sopas, guisos, patatas, arroz y pan.

Ya os hablamos aquí del plato típico húngaro “goulash“, y por supuesto también tiene su versión en la República Checa, a base de carne, cebolla, pimienta, pimientos molidos y patatas. Si estáis en un restaurante os robarán el corazón sirviéndolo en un bollo de pan con forma de cuenco al que se le ha retirado la miga. Delicioso y… ¡barato!

Otro entrante muy habitual que encantará a los amantes del queso es “smazeny syr“, un queso rebozado y frito con un sabor bien fuerte. Y algunos de los platos más característicos de la zona son el “knuckle” (codillo), “schnitzel” (carne rebozada modo escalope) o “bramboraky” (tortilla de patata, harina y huevo).

Ahora bien, los golosos no podrán escapar a la estrella de la ciudad, el típico “trdelnik” de Praga. Los puestos callejeros están en cada esquina y en las zonas más turísticas se multiplican en todo tipo de versiones. Se tratan de unos rollitos con chocolate y azúcar que pueden ir acompañados de otros dulces, helados… su precio está entre 4€ y 8€ y… ¡no podrás resistirte a probar uno!

10 + 1. Descubre otras ciudades vecinas con encanto

Más o menos cerca de Praga se encuentran algunas ciudades preciosas que bien merecen una escapada. Si dispones de más días, aprovecha y descubre Viena, Budapest o Bratislava. También puedes reservar un tour de 4 días con salida y llegada a Praga que incluye transporte, alojamiento y actividades en Viena, Bratislava y Budapest.

Durante mi visita a la ciudad vecina de Viena

Estos son mis 10 imprescindibles que ver y hacer en Praga según mis gustos y experiencia… ¿Cuál es tu favorito? ¿Qué otros maravillosos lugares de Praga añadirías a este decálogo? ¡Compártelo con nosotros! ¡Nos encantará leerte!

¿Buscas alojamiento en Praga?

Si estás buscando dónde pasar la noche o el fin de semana en Praga, aquí van algunas recomendaciones de hoteles en el centro donde seguro no vas a fallar:

  • Innside by Meliá Prague Old Town: Con un diseño cuidado y elegante este hotel cuenta con una excelente ubicación (zona vieja -staré mesto-).
  • Apartments Almandine: También en la parte vieja de la ciudad pero con un precio algo más asequible estos apartamentos te enamorarán.
  • Hotel Pod Vezi: Ubicado en una zona ideal (Malá Strana) este hotel es sin duda uno de los bestsellers de Praga. (¡Ideal para parejas!)
  • Bishop’s House: Si buscas algo sencillo y elegante, este hotel esta situado a escasos metros del Puente de Carlos (Malá Strana).
  • Hotel Prague Star: Si buscas alojarte cerca de todo pero no necesariamente en la zona turística este hotel es ideal (se encuentra cerca de la Casa Danzante y la Plaza de Wenceslao – zona Nové Mesto-)
  • Hotel NOIR: A 25 minutos del centro caminando puedes quedarte en este económico hotel que además se encuentra cerca de la estación.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2)

Carmen Mantecón

¡Hola! Soy Carmen, la chica que está detrás de esta página. ¡Mil gracias por leerme! Si te ha gustado no dudes en dejarme un comentario por aquí abajo... ¡Estaré encantada de saber de ti! Este blog nace de mi pasión por los viajes, y es que hace ya tiempo que descubrí mi propia fórmula de la felicidad: ¡viajar! Desde entonces, lo hago siempre que puedo, y aquí encontraréis algunos consejos y experiencias sobre mis aventuras. ¡Bienvenidxs!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *