Cerrar el buscador

Abre los ojos: la conciencia también viaja

Actualizada el 16 May 2018

Llevo mucho tiempo deseando escribir este artículo y a su vez se me antoja uno de los más complicados a los que me he enfrentado hasta ahora.

Quizá porque hace no tanto yo también contribuía en lo que ahora procedo a condenar, o porque lo fácil con un blog sobre viajes es dar una visión neutral de diferentes países y culturas, un paratodoslosgustos, mientras que mojarse, salirse de lo políticamente correcto y posicionarse radicalmente sobre cualquier cuestión siempre puede generar más controversia o también -ojalá- despertar conciencias.

Lo bueno de todo esto es que creo tan firmemente en lo que voy a exponer que facilita mucho esta tarea y si hay algo que tengo claro es que todos los puntos de vista nos aportan cosas, que hay que mantener la mente abierta y que hay que deconstruirse, crecer y mejorar. Y es que… entrando ya en materia… no todo vale por una foto.

Cuando escucho noticias como la del reciente accidente de tráfico en Murcia en el que moría un elefante y varios resultaban heridos, no dejo de sorprenderme. Y es que esos elefantes, que viajaban como parte del elenco del circo Gottani donde son usados para el entretenimiento, han recibido el apoyo de una gran cantidad de plataformas y movimientos creados a raíz de este incidente solicitando la prohibición del uso de animales en estos espectáculos. Y me encanta, me he sentido orgullosa, pero me ha resultado imposible no relacionarlo directamente con el trato que estos mismos animales reciben en otros países por parte de los turistas.

¿Cuántos de los viajeros que me leéis habéis subido en elefante al viajar a Tailandia, Cambodia o Nepal? ¿Cuántos habéis visitado Marruecos o Lanzarote y habéis disfrutado de un paseo en camello? ¿Creéis que estos animales disfrutan siendo sometidos a semejante trabajo? ¿Cómo creéis que han sido tratados para llegar a tal nivel de sumisión?

 

No hace falta tener una sensibilidad especial o una intuición o empatía fuera de lo normal para, al participar en estas actividades, notar signos de que estos animales han sido y son maltratados y forzados. Y… sorpresa: si participas y te subes a ellos estás contribuyendo a que este comportamiento se perpetúe en el tiempo. 

Como os podréis imaginar este es un blog que defiende el turismo responsable con los animales y que trabaja con FAADA, una fundación para el asesoramiento y acción en defensa de los animales. Ser responsable estando de vacaciones no significa privarte de nada divertido, significa ser ético y cívico y tratar a las personas, animales y entornos con respeto. ¿De qué eres capaz por una simple fotografía? ¿Hasta dónde puedes llegar por sensacionalismo y un montón de likes?

Las actividades en las que humanos y animales interaccionan son miles. La mayoría de estas actividades (enfocadas por supuesto al turismo y con la única intención de sacar provecho económico con ellas) implican maltrato animal. Que no lo veas no significa que no lo haya o no lo haya habido. Y habrá quien decida cerrar los ojos o mirar hacia otro lado, pero también quien esté participando fruto de la ignorancia y el desconocimiento. Y aquí te estamos dando las claves para que no seas cómplice.

Llegados a este punto, solo quiero destacar el simple hecho de que bajo ningún concepto es ético que se use a un animal para el disfrute de las personas. Y aunque es mucho más fácil y bonito hablaros de lugares de ensueño, también creo que es parte de nuestra responsabilidad como comunicadores mostrar ambas caras.

¿Hemos despertado tu conciencia? ¿Has abierto los ojos? ¿Quieres saber más? Aquí puedes leer mis experiencias personales durante mis viajes:

  • Mi experiencia con elefantes en Tailandia y Kenia (próximamente)

Para los amantes de los animales y del medio ambiente, viajar aportando tu granito de arena y contribuir en la protección de la fauna y flora es posible. La ONG Blua realiza voluntariados internacionales para dar respuesta a las personas que quieran viajar y al mismo tiempo apoyar proyectos para la conservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible a traves de su trabajo voluntario de corta o larga estancia, donde podrán conocer de cerca la realidad de los centros de rescate y la necesidad que existe hoy en día de cuidar y conservar las especies animales que corren un grave peligro debido a la actividad humana.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas ( 1 )

Carmen Mantecón

¡Hola! Soy Carmen, la chica que está detrás de esta página. ¡Mil gracias por leerme! Si te ha gustado no dudes en dejarme un comentario por aquí abajo... ¡Estaré encantada de saber de ti! Este blog nace de mi pasión por los viajes, y es que hace ya tiempo que descubrí mi propia fórmula de la felicidad: ¡viajar! Desde entonces, lo hago siempre que puedo, y aquí encontraréis algunos consejos y experiencias sobre mis aventuras. ¡Bienvenidxs!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *