Cerrar el buscador

Cataratas del Niágara y Toronto en dos días

Actualizada el 25 Abr 2019

Si hay algo que estoy haciendo desde que me vine a Nueva York es, a parte de exprimir al máximo la ciudad, aprovechar para escaparme a descubrir otras.

Esta vez he visitado un nuevo país: Canadá.

La idea era conocer las Cataratas del Niágara y una vez allí ir hasta Toronto. Una escapada completísima que recomiendo si estáis pensando un destino donde pasar el fin de semana.

Dato importante: la moneda oficial de Canadá es el dólar canadiense (echad un ojo a cómo está el cambio cuando vayáis). Se funciona mucho con tarjetas de crédito así que no hay problema. En algunos lugares (especialmente en los turísticos como Niágara Falls) permiten pagar en dólares estadounidenses.

1. Cataratas del Niágara

Cómo llegar a las Cataratas del Niágara

Las Cataratas del Niágara o Niagara Falls se encuentran a unos 650km de Nueva York. Es una frontera sencilla y un imperdible que merece la pena ver. Aunque también se visualizan desde el lado estadounidense, sin duda las vistas desde el lado canadiense son más generosas.

Su nombre significa “trueno de agua”, y es que se trata de uno de los espectáculos naturales más impresionantes del mundo, atrayendo cada año a millones de turistas.

Aclaración fronteriza: los ciudadanos españoles basta con que presentemos el pasaporte en la frontera. Apenas hay interacción, ni siquiera registraron el coche. Se limitaron a hacernos algunas preguntas (a qué íbamos, cuánto tiempo, dónde nos hospedábamos, de qué nos conocíamos -éramos de distintas nacionalidades-, cuánto tiempo estaré en EEUU…) y nos dejaron seguir nuestro camino.

Primer contacto con Niagara Falls: la ciudad

Si como en mi caso aún no os habéis familiarizado del todo con el continente americano, seguramente tengáis la sensación constante de estar en una película. Luces, establecimientos de comida rápida, todo a lo grande… una cultura que se aleja mucho de la nuestra pero a la que a la vez estamos acostumbrados. Especialmente en este lugar, Niagara Falls, tendrás la sensación de formar parte del reparto de una película ya que al estar tan orientado al turismo todo resulta irreal y exagerado.

Dónde dormir en las Cataratas del Niágara

Lo primero que hicimos fue ir al hotel a dejar las cosas. Si el único objetivo de pasar allí la noche es ver las cataratas (el pueblo está íntegramente dedicado al turismo, es un pequeño parque de atracciones), merece la pena hospedarse en uno de los hoteles que se encuentran justo frente a ellas.

Os recomiendo Crowne Plaza Niagara Falls o The Oakes Hotel Overlooking the Falls. Ambos con unas vistas impresionantes. Yo me alojé en el primero (más adelante os doy los detalles) mientras que si sois 4 personas, os recomiendo el segundo ya que sus habitaciones para cuatro salen genial de precio y las vistas también son increíbles. Merece la pena.

Desayuno en Crowne Plaza Niagara Falls

Cataratas del Niágara: qué ver y qué hacer

Si llegáis un viernes por la tarde os recomiendo ver las cataratas, pasear fotografiándolas desde todas las perspectivas posibles (nosotros evitamos hacer ningún tour turístico en barco), y al anochecer dar un paseo por el pueblo. Como decía, os parecerá estar en un parque de atracciones, rodeados de turistas y con todo tipo de luces y entretenimientos. Además, la mayoría de los viernes, a las 10 de la noche hay un espectáculo de luces y fuegos. De este modo el sábado por la mañana podríais ir hacia Toronto a primera hora.

Los precios de los parkings de la zona van desde 10 CAD en el pueblo (a 5-10 minutos a pie de las cataratas) o 20 CAD (tarifa de día entero, no hay otra opción) en el parking junto a las cataratas.

En unos días os dejaré más detalles de mi visita a Niagara Falls: dónde dormir, dónde comer y qué hacer.

2. Toronto

Cómo llegar a Toronto

A tan solo 127km de las Cataratas del Niágara se encuentra la ciudad más grande de Canadá. Toronto es la capital de la provincia de Ontario. Se trata de la capital económica del país, un destino cosmopolita y multicultural. En apenas hora y media en coche llegaréis a esta gran metrópolis con sus enormes rascacielos y grandes avenidas.

Para quien llega a esta ciudad en avión, la mejor forma de llegar desde el aeropuerto Lester B. Pearson hasta el centro es coger el autobús 192 Airport Rocket (cuesta 3 dólares y si los tenéis exactos podéis pagarlo en el propio autobús) y después el metro en la estación de Kipling hasta donde esté ubicado vuestro hotel.

Primer contacto con Toronto: la ciudad

Tras leer bastante bastante sobre ella tenía claro lo que no podía perderme, así que si queréis ver con más detalle mis imprescindibles de Toronto, podéis echar un ojo a este artículo con todos los detalles de mis días en la ciudad.

Avenidas amplias, rascacielos, coches grandes, todo tipo de opciones gastronómicas y establecimientos de comida rápida… Toronto da para un fin de semana intenso, ofrece un sinfín de planes para todos los gustos y si además tienes coche, te facilita descubrir rincones muy especiales de la ciudad.

Del mismo modo que en otras grandes ciudades del continente americano, una vez descubres cómo orientarte entre sus calles en forma de cuadrícula, ubicando el eje central de la ciudad (Younge Street), te será sencillo moverte por la ciudad.

Cómo moverse en Toronto

Como sabéis, nosotros fuimos en coche y eso nos dio muchísima libertad para movernos a nuestro antojo visitando todos los lugares que queríamos conocer. Sin embargo, valoramos la opción de dejar el coche en el hotel y movernos por la ciudad en transporte público (como ya os he dicho se trata de la ciudad más grande de Canadá) pero finalmente y tras investigar el funcionamiento de este, desechamos esa opción.

Os cuento: si no tenéis coche, las distancias son bastante largas, así que si vais bien de tiempo recorrerlo a pie es mi opción favorita siempre, pero para un fin de semana conviene usar el transporte público. La forma más fácil es el metro (el precio del billete es de 3 dólares y hay que abonar el dinero exacto) y nos permitirá llegar a varias zonas de la ciudad de manera rápida, pero es importante puntualizar que solo cuenta con dos líneas, por lo que para descubrir muchos de los lugares que no nos queríamos perder, teníamos que recurrir también a los autobuses.

En el caso de no contar con coche, por supuesto que es una opción perfectamente factible. Pero puesto que nosotros teníamos vehículo nos decantamos por usarlo para descubrir Toronto.

De manera que, nada más llegar, lo primero que hicimos fue ir a dejar las cosas a nuestro hotel y… ¡a descubrir la ciudad!

Dónde dormir en Toronto

En cualquier caso, para un fin de semana en la ciudad, lo ideal es hospedarse en el centro, lo más cerca posible de todo, así podrás ir andando a muchos sitios. Para presupuestos más ajustados, en la zona de Chinatown hay precios más asequibles y además, tendréis cerca Kensington Market, un barrio alternativo con muchísima vida que se convirtió en mi zona favorita de la ciudad.

Mi recomendación en la ciudad es el Comfort Inn Toronto City Center. Las habitaciones son cómodas, su ubicación es buenísima y el precio no se dispara.

Toronto: qué ver y qué hacer

Como en muchas ciudades de Norteamérica, los edificios históricos son bastante recientes (ya que la ciudad no cuenta con mucho más de 200 años de antigüedad). Algo que verás desde casi cualquier lugar de la ciudad es la famosa CN Tower. Se trata de un emblema que hasta 2010 fue la estructura más alta del mundo y que hoy se encuentra en quinta posición en este mismo ranking. Cerca de la ubicación de esta famosa torre podéis descubrir el centro financiero de la ciudad, con sus centros comerciales, rascacielos y plazas principales. Algo más en el interior no deberíais perderos el barrio de Chinatown y sus maravillosos alrededores, así como los principales museos. Galería de Arte de Ontario y el Museo Real de Ontario. Pero si queréis descubrir la ciudad a fondo…

En unos días os contaré con detalle los mejores planes y lugares en Toronto, con mis recomendaciones personales.

Estas son mis recomendaciones según mis gustos y experiencia para pasar un fin de semana descubriendo las Cataratas del Niágara y Toronto… ¡Disfrutadlo!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2)

Carmen Mantecón

¡Hola! Soy Carmen, la chica que está detrás de esta página. ¡Mil gracias por leerme! Si te ha gustado no dudes en dejarme un comentario por aquí abajo... ¡Estaré encantada de saber de ti! Este blog nace de mi pasión por los viajes, y es que hace ya tiempo que descubrí mi propia fórmula de la felicidad: ¡viajar! Desde entonces, lo hago siempre que puedo, y aquí encontraréis algunos consejos y experiencias sobre mis aventuras. ¡Bienvenidxs!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *